High Power metaWave Field Generator

Propiedad

Copyright: Instituto de Telecomunicaciones Sociosistémicas /  UN / © 27/06/2080

Historia

El desarrollo de la tecnología de Metaondas, a raíz de su descubrimiento en la década de los ’50 del siglo pasado, permitía resolver el problema de saturación del espectro radioeléctrico con las video comunicaciones en todo el planeta. El gran reto de la época fue hacerla viable a escala planetaria. Las experiencias en zonas acotadas proporcionaban muy  buenos resultados, pero el problema surgía al intentar hacerlo funcionar a escala planetaria.

 

No sería hasta los años ’70 cuando el reto de construir un emisor metaóndico capaz de generar las tres esferas de comunicación, envolviendo a todo el planeta, empezó a considerarse técnicamente viable.

 

Gracias al desarrollo de las estaciones de minería lunares, que ya permitían viajes mensuales de intercambio con la Tierra, se podía abordar el transporte de un cristal de Anamorfita suficientemente grande para emitir metaondas a escala global.

La construcción del primer vector de lanzamiento Alpha-Tritón, el más grande que podía abandonar la órbita terrestre, fue decisiva para enviar a la Luna un módulo especial que transportara de vuelta a la Tierra un gran cristal, de 1 m³ de volumen y 24 Toneladas de masa.

 

Tuvieron que hacer falta tres intentos para lograr la hazaña. La primera misión, que expulsaba un sub módulo en órbita terrestre con la roca, equipado con retro propulsores y paracaídas, cayó sobre el lugar previsto de Siberia, pero fragmentando la gran roca en varias más pequeñas. La segunda misión sí logró traer el mineral intacto. El problema surgió al realizar la partición dentro de las instalaciones del Metatrón. No se realizó con la precisión requerida y no se pudo lograr la división cristalográfica óptima. Con la tercera misión, en el año 2072, habiendo mejorado las condiciones de presión y temperatura, el amplio equipo de científicos de Naciones Unidas logró por fin la preciada división del mineral en tres enormes sub poliedros exactamente iguales, conocida desde entonces como «Partición Siberiana».

 

Harían falta varios años más hasta que finalizaran todos los ensayos previos requeridos. El uno de enero de 2074 se realizó la primera emisión de metaondas con esferas concéntricas a nivel global, transmitiendo datos digitales a 18,3 Exabytes/seg.

 

Un año después la instalación de Siberia fue desmantelada, trasladándose el gran Metatrón a un lugar nunca divulgado desde entonces. Numerosas teorías lo ubican bajo el océano, otras lo sitúan en la Antártida y el resto dan por supuesto que está en GlassCity, la nueva capital planetaria desde 2082, también en ubicación secreta según la Ley de Seguridad Planetaria que se votó en Naciones Unidas en febrero de ese mismo año.

Características

Datos técnicos nunca divulgados.

 

La única información disponible:

 

– Emisor Metaóndico Planetario operativo desde el 12 de septiembre de 2085.

 

– La última medición divulgada, el día de su 35º aniversario, con la Red Global SkyKover de satélites finalizada, habla de emisión estable a 18.000 Yottabytes/seg, velocidad de transferencia de datos impensable cuando se activó, en los albores de la Nueva Era.