Ludens / LudoMetric Currency

Propiedad

Copyright:  L. Marcusse  Foundation / © 01/03/2070

Historia

Tras la publicación en 2092 de «Fundamentos de Ludometría. La medición digital del ocio para una eco-felicidad sostenible.»  de la doctora Lydia Marcusse, en los foros académicos surgieron multitud de críticas respecto del concepto de medir la felicidad.  Desde diversos puntos de vista no se consideró ético en su época. Aunque desde Naciones Unidas sí se aplicaban conceptos como Calidad de Vida a la hora de evaluar el bienestar poblacional, respecto del tradicional PIB, atreverse con un concepto tan difuso y polémico como «felicidad» y además, vincularlo solamente con el concepto «ocio», fue motivo de muy encontrados debates filosóficos.

 

No sería hasta el 2099, dos años antes de la constitución del Consejo de Sabios de Naciones Unidas en 2101, cuando se revisaron las tesis de Marcusse. El concepto de «Felicidad» no sería debido exclusivamente al nivel de ocio o satisfacción personal. Sería la resultante matemática de los valores digitales de la Nueva Era: Poder, Socialidad, Belleza y Ocio. La medida del «Ocio», el Ludens, ya utilizado desde hacía más de dos décadas a nivel experimental, paso a convertirse en divisa digital planetaria.

 

Todo el ingente Big Data empleado en marketing, referente a puntuaciones experienciales de consumo de cualquier tipo, fue reprocesado con el  sistema de algoritmos ludométricos de Marcusse para unificar los modelos matemáticos de la Nueva Era.

 

Hoy en día la Ludometría y sus mediciones están profundamente arraigadas socialmente en todo el planeta. Nadie concibe un mundo en el que se pueda decidir nada sin un asesor experiencial digital. Los viajes, el visionado de deportes, ficción audiovisual o el consumo musical, dependen en gran medida de la puntuación promediada de todos los habitantes con implante de biochip dorso-palmar.

 

Es a través de este dispositivo de Anamorfita como se miden en nuestro cuerpo los diversos valores de endorfina, oxitocina, serotonina o dopamina en sangre en un instante experiencial dado. Cuando el sistema sabe que estamos, por ejemplo, presenciando una ópera en directo, nuestros niveles de emoción a lo largo de la obra son registrados para calificar en tiempo real nuestro indicador de ocio. Una mala noticia, como el ser conocedores del fallecimiento de un allegado, modifican nuestra puntuación. Si nuestro equipo de futbol preferido gana o pierde, también.

 

En el terreno laboral, cierto tipo de empresas han pretendido limitan sus contrataciones a personal con un promedio mínimo de Ludens anuales, para evitar posibles bajas por depresión. El tema sigue siendo motivo de debate en todo el planeta, si bien un buen número de Sociosistemas abogan por aprobar una ley planetaria al respecto. Abogan que sin un mínimo de Ludens no debería ser posible el acceso al trabajo en equipo y la persona debería recibir asistencia social.

 

La divisa Ludens se utiliza como valor de cambio desde el año 2101, en combinación con las otras tres divisas de la Nueva Era. Podemos cambiar puntuaciones desde nuestra terminal, para corregir hasta cierto punto unos valores respecto de otros y así lograr el acceso a un determinado objetivo laboral, emocional o de consumo.

Características

Presentamos el cambio resultante de la divisa Ludens respecto del resto de valores de la Nueva Era:
Valor de Cambio de Divisa Poder Socialidad Ocio Belleza
12/09/2120 POTENS TRANS LUDENS CANON
Poderimetría:   1  Potens 1,000 0,434 0,322 + 0,018
Estetometría:   1   Canon 0,561 0,243 5,542 1
Comunimetría:   1    Trans 2,304 1,000 0,741 + 0,041
Ludometría:   1  Ludens 3,109 1,349 1,000 + 0,055
Pn Tn Ln Cn