Genetically Enhanced Healthy Tobacco

Propiedad

Copyright: The Happy & Funny Drugs Corp. © 01/01/2065

Historia

Tras la casi total extinción del consumo de tabaco tradicional durante la década de los ’40 del siglo XXI, por su evidente y científicamente contrastado perjuicio para la salud, el primer consorcio de Capital-Ciencia conocido, Tabacam, tras más de quince años de inversión en tres líneas científicas convergentes, logró combinar en una planta de tabaco modificada genéticamente dos virtudes paradójicas: sabor a tabaco con una dosis controlada de nicotina, sin alquitrán ni amoniaco + activadores de anticuerpos a nivel intragenético en función de cada fórmula patentada aplicable a la planta.

Dicho consorcio, antes de divulgar su descubrimiento al mundo, realizó una arriesgada operación mercantil, que nadie entendió en su momento, adquiriendo por precios exorbitados las marcas de ciertas cajetillas de cigarrillos de multinacionales en horas bajas, como Phillip Morris, Imperial Tobacco o Altadis, para relanzar sus marcas más famosas de cigarrillos con el nuevo formato transgénico terapéutico. Una vez conseguidas las licencias de la O.M.S. «descubrieron» su trabajo al mundo la madrugada de año nuevo de 2065, con una campaña de publicidad sin precedentes: clips cuidadosamente seleccionados de las escenas más famosas de la historia del cine, con sus míticos actores en pose fumadora y exhalando el humo en delicados tonos pastel. Cada marca fue dotada de un color y sabor característicos, a veces dos o tres. La reacción del público fue inmediata y provocó, aparte de ventas millonarias, la resurrección de las fábricas de ceniceros, mecheros, pitilleras y demás accesorios relacionados con la trasnochada cultura del cigarrillo.

Actualmente, tras cincuenta años de desarrollo, la especificidad terapéutica de este tipo de cigarrillos ha alcanzado niveles que nuestros antepasados calificarían de ciencia ficción, pues podemos quitarnos un dolor de cabeza o curar un resfriado fumando un Marlboro Cherry, un Winston Green o un Chesterfield Blue. Desde los años ’90 el cilindro clásico fue sustituido por un prisma hexagonal de cabeza cerrada con micro perforaciones, necesario para cierto tipo de terapias más específicas.

Características

CIGARRILLOS POR CAJETILLA :   17

CONTENIDO EN NICOTROMINA (Nicotina Transgénica): 3 – 3,5 mg / cigarrillo

CONTENIDO TERAPÉUTICO:   Según Marca y Modelo