Lunar New Element - Atomic Number 126

Propiedad

Copyright: ESA / European Space Agency   © 01/10/2041

Historia

La carrera industrial para la explotación de la Luna durante el pasado siglo XXI fue iniciada por la entonces República Popular China. Sus misiones no tripuladas de drones, buscando minerales estratégicos, activo una competencia entre países y empresas privadas no conocida desde los tiempos de la Guerra Fría entre E.E.U.U y la Unión Soviética, en los orígenes de la exploración espacial.

 

Tras una década, los años ’30, con resultados poco rentables, sería en el verano del 2041 cuando una misión no tripulada de la entonces Agencia Europea del Espacio logró enviar una misión con éxito a la Cuenca Aitken, situada en el polo sur de la cara oculta de la Luna. Dicha zona era conocida desde los años ’20 como posible yacimiento de metales. El robot de la ESA logró perforar a una profundidad de 83 metros y «tocar» la preciada mena de mineral. Las muestras que logró obtener y remitir a la Tierra resultaron ser de un mineral desconocido, estable y muy pesado, cristalizado en combinación con Oxígeno. El nuevo elemento constitutivo del mineral, no existente ni viable en la Tierra, fue secreto militar de la Unión Europea durante cuatro años más. En 2045 se divulgó el hallazgo a la comunidad científica. El nuevo elemento de la tabla periódica se denominó Anamadio en honor a su descubridora, la lituana Anastasya Madigova, entonces científica Jefe del CERN.

 

Las propiedades del nuevo elemento, y sobre todo de su estado sólido, el mineral de Dióxido de Anamadio denominado Anamorfita, intrigaron desde el principio a la comunidad científica internacional. Se desconocía su utilidad práctica, pero presentaba una muy peculiar alteración de los campos electromagnéticos y sobre todo, de las ondas gravitacionales, cuando era sometido a presiones y temperaturas similares a las de la Luna, su lugar de origen.

 

No sería hasta el año 2056 cuando el Doctor Punset divulgaría sus hallazgos respecto del peculiar mineral. Había construido el primer dispositivo para provocar un nuevo tipo de alteración cuántica en el núcleo del átomo de Anamadio, cuyos efectos meta moleculares sobre los organismos vivos eran sorprendentes. A dicho efecto lo denominó Metaonda. Y a través de ese «campo meta-material» se podía transmitir energía e información digital a gran escala.

 

La conclusión de Punset cuando divulgó su descubrimiento al mundo tuvo impensables repercusiones en los Media de la época:

 

«Las metaondas siempre han existido entre nosotros. Desde los albores de la civilización, hemos sentido el extraño influjo de la Luna. Ahora empezaremos a entenderlo. Se abre ante nosotros una nueva y apasionante era de descubrimientos para medir y controlar los efectos de nuestro preciado satélite sobre la fauna y flora de la Tierra.»

Características

Denominación IUPAC:  Anamadio

Símbolo Internacional:  An

Número Atómico:         126

Peso Atómico:             315

Valencia:                      2, 3

Punto de Ebullición:     7.700 °C

Punto de Fusión:          5.380 °C

Densidad:                    24.07  g/ml

Estructura Atómica:      No divulgado (Alto Secreto Planetario desde 2049)