TALGO-V•Rail Fotovoltaico de Alta Velocidad

Propiedad

Copyright: Corporación TALGO-SIEMENS/ © 15/06/2099

Historia

El origen del AeroTren siempre estará ligado al célebre debate energético de la Conferencia  Sociosistémica de Transporte Sostenible de junio de 2101, en la sede de Naciones Unidas de Manhattan. La entonces recién regenerada Doctora Kaplan solicitaba, a la élite industrial allí convocada, nuevas soluciones de transporte con energías limpias debido a la creciente demanda migracional. Los datos predictológicos del nuevo Consejo de Sabios preveían un posible colapso energético a medio plazo, y plantear nuevas centrales nucleares de fisión lo consideraban  ya insostenible.

 

De los más de 300 asistentes, un anciano ingeniero se atrevió a interrumpir a la doctora durante su discurso. Le dijo, retándola:

 

“Proporciónenos acceso a la tecnología de tejido fotovoltaico que está utilizando Naciones Unidas en la arquitectura lunar, y en diez años la transportaré desde aquí hasta la costa Oeste en un nuevo concepto de ferrocarril, a 650 km/h y alimentado exclusivamente por el sol. Le hablo de coste energético de explotación cero”.

 

El diálogo que prosigue forma ya parte del acerbo popular, considerado por muchos sociólogos como el momento real del nacimiento de la mentalidad transcapitalista, cuando la Doctora Kaplan, con cierta incredulidad, le replicó:

 

“Doctor Goikoetxea, si lo que propone es viable, mañana mismo le facilito acceso absoluto a esa tecnología. Y si es capaz de construir ese tren en la mitad de tiempo, me comprometo a llevar siempre la cabeza afeitada a partir del día en que esa maravilla ecológica de la que usted habla me pueda  transportar sin coste energético.”

 

Y para sorpresa de todos los presentes, el viejo profesor le respondió:

 

“Señora Kaplan, vaya pues haciéndose a la idea de ser calva el resto de su vida. Está hablando con uno de Bilbao.”

 

Lo cierto es que el Dr. Gaizka Goikoetxea, Ingeniero Jefe del Instituto de Alta Tecnología para el Transporte del Sociosistema Euskalherría, ya disponía de un prototipo patentado del monorraíl de propulsión electro-neumática. El destino quiso en cambio que el viejo vasco no viera finalizado su proyecto. Un accidente de avión segó su vida pocos meses antes de ser inaugurada la línea Nueva York-Los Ángeles, el 14 de febrero de 2105. La Doctora Kaplan, nada más  inaugurar el primer trayecto de AeroTren de la historia, voló desde Los Ángeles hasta el País Vasco y se afeitó la cabeza ante la tumba del viejo maestro. Desde entonces se ha tatuado el trazado de cada nueva línea de AeroTren sobre su calva, conformando su famoso icono mediático, en homenaje al creador del único medio de transporte totalmente ecológico para la humanidad.

 

El original planteamiento del profesor Goikoetxea se basa en la inversión de conceptos, al ser la pista en «V» la que propulsa una cadena de vagones modulares ultraligeros, solidarios a un raíl de acero mediante dos trenes de rodadura. Las aletas ventrales del fuselaje son las que reciben el impulso de miles de inyectores de aire comprimido a muy alta presión, que está almacenado en los depósitos laterales de sección trapezoidal. El tejido fotovoltaico con que se forra la superficie del perfil en «V» dota de suficiente energía para comprimir y licuar el aire desde el exterior. Millones de electroválvulas sincronizadas disparan aire comprimido contra la parte inferior del casco del vagón sólo a su paso, proporcionando el impulso necesario con aceleración controlada.

 

Las prestaciones modulares del AeroTren permiten diversas configuraciones de convoy, incluso desplazar cabinas individuales, si bien la mayor eficacia se logra en configuraciones de entre 20 y 40 cabinas. A mayor longitud, mayor es la velocidad posible y el consumo se optimiza debido a la inercia alcanzada.

 

El espectacular crecimiento económico de los sociosistemas africanos desde 2103 hasta nuestros días se debió sin duda a esta tecnología, pues es la zona geográfica de mayor rendimiento fotovoltaico. Los AeroTrenes de ese continente superan con creces el valor «1» del Coeficiente Eco-Energético Universal, revirtiendo el excedente de energía eléctrica a la red metropolitana colindante.

 

La ausencia de catenarias reduce el impacto ambiental y los costes de instalación. Su otra gran virtud es que a mayor número de kilómetros de raíl implantados, mayor es su eficiencia energética, pues son extensas «granjas solares» utilizando el espacio geográfico de las antiguas líneas férreas existentes.

 

Las últimas estimaciones de Naciones Unidas cifran en un 37% la cantidad de líneas de ferrocarril ya sustituidas. Se pretende la reconversión completa de todos los trenes para el año 2140 a nivel planetario.

Características

CAPACIDAD :   4 Pasajeros

AUTONOMÍA:   1205 km a  250 km/h

FUENTE ENERGÉTICA:  Acumuladores / Red Eléctrica Sociosistémica

RATIO ECO-ENERGÉTICO: 0,724

DIMENSIONES: 4.465 x 1.840 x 1.674 mm